viernes, 23 de junio de 2017

Reseña El universo en tu mano (Christophe Galfard)

Título: El universo en tu mano

Autor: Christophe Galfard

Editorial: Blackie Books

Encuadernación: Tapa dura 

Precio: 23,00 €

Número de páginas: 455

Sinopsis: No estás solo en el universo. Y no estás solo en este viaje por el universo. Estás tumbado mirando el cielo en una playa cuando alguien te coge de la mano. Te guía en una odisea alucinante hasta los agujeros negros, las galaxias más lejanas y el inicio mismo del cosmos. Abandonas tu cuerpo y te desplazas a velocidades imposibles, te introduces en un núcleo atómico, viajas en el tiempo, entras en el Sol. 
No es que te expliquen el universo.  Es que lo tocas. No es que por fin entiendas el universo. Lo tiene en tu mano.

Opinión personal: Vale. No sé ni cómo ni por dónde empezar. Me he visto en la imperiosa y demasiado urgente necesidad de compartir y dar a conocer (más) este libro, de asegurarme de que, al menos por mi parte, esta gran joya llegaba todo lo lejos que podía. De que más gente tuviera acceso al increíble y fascinante conocimiento que contiene.

Empezaré por el principio, bien... ¿¡Por dónde comenzar!? Es que no os podéis ni hacer una ínfima idea de todo lo que implica esta obra... No nos habla ni de fantasía, ni de ciencia ficción (por mucho que a veces pueda parecerlo); nos habla de ciencia, de hechos, de conocimientos que, en la actualidad, ya poseemos. Y esto es lo que me parece más fascinante: el hecho de que es una realidad científicamente demostrada (al menos una parte de los datos; otros, simplemente, son meramente teóricos).

Me parece absolutamente increíble, magnánimo y maravilloso todo lo que estoy aprendiendo gracias a este libro. Y por eso quiero compartirlo con vosotros, para que la mayor gente posible tenga acceso también a tanto conocimiento. De verdad, es que me parece completamente alucinante.

Antes de nada, he de decir que se trata de ciencia divulgativa, apta para todos los públicos, por decirlo de algún modo, Si bien es verdad, si habéis estudiado ciencias, es posible que muchos temas los conozcáis, os resulten familiares, etc; pero, si no es el caso, no os preocupéis porque el autor se encarga de hacer fácil su comprensión por medio de ejemplos y diversas analogías, además, de un modo bastante distendido (en ocasiones, hasta casi cómico) pero sin perder el rigor.
Asimismo, nos promete, y cumple, que únicamente aparecerá una única ecuación en toda la obra: 
Es más, no os preocupéis si algunos temas no los entendéis para nada; de hecho, al no entenderlos, supuestamente vamos por el buen camino...

Nos encontramos ante una obra narrada en 2ª persona del presente, algo bastante inusual, pues el narrador (el autor) quien continuamente nos llama la atención y nos mantiene inmersos en la lectura, haciéndonos partícipes del todo. Y es precisamente gracias a esto que se consigue una total percepción de formar parte de algo grande. De formar parte de éste nuestro universo
Además, el libro se compone de: siete partes clara y perfectamente delimitadas, de menor a mayor complejidad; un epílogo a modo de resumen y de dimensiones épicas; y una bibliografía y un índice onomástico. A su vez, cada parte se compone de varios capítulos de longitud variable.

No sólo eso, sino que, en cierto modo, el autor nos plantea una pequeña especie de "trama" en la que el lector, junto con unos amigos, está de vacaciones en una isla tropical. Y es aquí donde comienza nuestro apasionante viaje a través del universo, mientras observamos el claro cielo nocturno en esa noche tropical. A partir de ahí, iremos descubriendo un sorprendente hallazgo tras otro, hasta el punto de que nuestros amigos, preocupados, comenzarán a plantearse nuestra cordura y se empeñarán en enviarnos a casa con nuestra tía-abuela... pero eso no nos detendrá, en absoluto.

Y, ahora, voy a soltar la caña, pues quiero que conozcáis algunos ejemplos tangibles de lo que podéis descubrir al adentraros en las páginas de El universo en tu mano. ¿Sabíais que...?:
  • Literalmente, procedemos de las estrellas. Sí; además del H y el He, el resto de los átomos de los demás elementos se forman en los núcleos de las estrellas y se liberan una vez éstas mueren.
  • Nada que contenga materia puede viaja a la velocidad de la luz; si no, correría el riesgo de ganar más masa progresivamente y terminar convirtiéndose en un agujero negro... 
  • Si consiguiéramos viajar casi a la velocidad de la luz, seríamos capaces de viajar al futuro, pero nunca al pasado.
  • El Big Bang no es el origen del universo, sino del tiempo y el espacio tal y como los conocemos. En cambio, el universo se remonta miles de años antes, hasta más allá de un punto en el que ni siquiera podemos inferir lo que habría ocurrido, debido a que las leyes de la naturaleza se encuentran sumamente retorcidas en dicho punto.
  • La antimateria se encuentra en todas partes, incluso dentro de nuestro propio organismo.
  • Lo que comúnmente denominamos "espacio-tiempo" es en realidad el tejido del que se compone el universo.
  • La gravedad no es una "fuerza" como tal, sino la curvatura que crea la materia en el espacio-tiempo.
  • La "nada" no existe. En su lugar, existen los campos cuánticos, que lo llenan todo.
  • La radiactividad se produce constantemente, por ejemplo, en el interior de la Tierra (de ahí su calor) o en nuestro propio organismo, pero a pequeña escala.
  • Podría decirse que las enanas blancas son estrellas... caníbales.
  • Los agujeros negros también mueren.
  • Teóricamente, la inflación eterna sería la responsable de la creación de múltiples Big Bangs. Como consecuencia, existirían los universos burbuja (universos dentro de universos dentro de otros universos, etc) y, el nuestro, podría ser uno de ellos (y ni siquiera sería el primero).
  • La teoría de cuerdas es...
  • Einstein era un puto genio.
  • Quiero volver a ver Interstellar.

Bueno, voy a parar aquí, que tampoco es cuestión de destripar el libro entero. Antes de nada, decir que espero no haber metido la pata en ninguno de los puntos, pues estoy tan extasiada escribiendo que... Si he cometido algún error, mi más sinceras disculpas e intentaré corregirlo cuanto antes.
Como veis, son unas verdaderas joyitas.

Espero, de corazón, que a alguien le haya picado el gusanillo de la curiosidad. Ya sólo por eso habrá merecido la pena el haber intentado poner orden en esta enmarañada amalgama de pensamientos que acabo de vomitar sobre la pantalla y el teclado.
La verdad es que lo considero un libro de digestión lenta, sobre todo para poder analizar y comprender con calma las implicaciones y consecuencias de todo lo que está escrito. A mí, personalmente, me encanta divagar y filosofar sobre ello; es el método que se utiliza a lo largo de todo el libro: los experimentos mentales o de pensamiento puro.

Finalmente, dicho esto, me despido. Ojalá coincidamos en este magnífico viaje por el universo. ¡Nos vemos en las estrellas!

En definitiva, El universo en tu mano describe un viaje apasionante por nuestro universo visible, indaga sobre su, nuestro, pasado, presente y futuro y nos lleva aún más allá, hacia los confines de la realidad, hacia lugares tan insospechados y dementes que cuesta imaginarlos y con los que, hasta hace poco, sólo podíamos soñar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario